Una superficie redonda que te llama y cuando la tocas se enciende provocando un efecto eclipse entre ella y tu cuerpo.


Algo mágico para decorar nuestras mesitas de noche, el mueble de la entrada, el aparador de la televisión o la mesa del estudio: una bola de cristal.










La nueva lámpara de sobremesa de Marset invita a interactuar con ella. Una superficie redonda que te llama y cuando la tocas se enciende


Puede ser un regalo diferente La bolita de Marset es algo más que un objeto, que una lámpara, tiene algo de humano.


La idea de Florian y Sebastian del estudio Kaschkasch era diseñar una lámpara en la que el proceso de modular la luz fuera de forma mecánica y no electrónica.
Un diseño tecnológicamente innovador que reivindica el sentido del tacto.








La bolita de Marset seduce solo acercarte a ella
Si tú también quieres tocarla! Contáctanos